jueves, 9 de septiembre de 2010

Números



En hebreo antiguo los números se escribían con todas las letras. Después del exilio en Babilonia, los judíos empezaron a usar las letras del alfabeto como símbolos numéricos.   Según Pitágoras, filósofo y matemático griego del siglo VI a.E.C., todo se reducía a patrones numéricos. Tanto él como sus seguidores creían que el universo denota orden y proporción.  Además de ser prácticos, los números poseen una  virtud:  su carácter abstracto,  pueden ser literales o simbólicos. 

La numerología moderna es parecida a la gematría:  Práctica antigua, en el que atribuían un valor numérico a cada una de las veintidós letras de su alfabeto y decían que por este medio encontraban mensajes ocultos en las Escrituras Hebreas.  La numerología, práctica que consiste en atribuir un sentido místico oculto a determinadas cifras, combinaciones de cifras y totales. Al parecer, tuvo su origen en la antigua Babilonia, y Dios la condena junto con otras formas de adivinación. (Dt 18:10-12 )

Los pueblos de la antigüedad, entre ellos los griegos instruidos, los romanos y los judíos, no tenían ningún concepto del cero. Para ellos, todo empezaba a contarse con el uno. Cuando usted estudió los números romanos en la escuela (I, II, III, IV, V, X, etc.), ¿aprendió una cifra para el cero? No, porque los romanos no tenían tal cifra.  Esto también dio lugar al arreglo ordinal de los números, como primero (1.o), segundo (2.o), tercero (3.o), décimo (10.o) y centésimo (100.o). En las matemáticas modernas el hombre concibe que todo comienza desde nada o cero. Es probable que el cero haya sido inventado por los hindúes.. El desarrollo de los números ‘arábigos’ con su sistema de valor según su orden, también llamados números indoarábigos son los símbolos más utilizados para representar números. Se les llama "arábigos" porque los árabes los introdujeron en Europa aunque, en realidad, su invención surgió en la India.

Así es que cada vez que usamos números ordinales tenemos que restar siempre uno para obtener el número completo. Por ejemplo, cuando hablamos de una fecha en el siglo XX E.C., ¿significa que han pasado 20 siglos completos? No, significa 19 siglos completos y unos cuantos años más. Para expresar números completos, tanto la Biblia como las matemáticas modernas usan números cardinales, como 1, 2, 3, 10 y 100. A estos también se les llama “números enteros”.

Si se me pidiera diseñar los caracteres a cada número o cantidad abstracta, empezando desde uno hasta el nueve y finalmente el cero,  probablemente sería algo parecido a la imagen anterior arriba. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Llame a cel: 3102522179 o escriba a eleu62@gmail.com