domingo, 5 de septiembre de 2010

ARCO IRIS


Arco Iris. Existen complicadas teorías y fórmulas para explicar la formación de un arco iris, pero básicamente puede decirse que:   Cuando un rayo de luz blanca penetra en una gota de lluvia, esta actúa como un pequeño prisma,  que refracta el rayo y lo dispersa en los diferentes colores, estos se reflejan en su interior como en un espejo cóncavo y salen de nuevo en ángulos diferentes y específicos.  Los siete colores del espectro desde el interior hacia afuera son. Violeta, añil, azul, verde, amarillo, anaranjado y rojo.

¿CÓMO PODEMOS VER LOS COLORES?

Lo que permite que la luz se haga visible al ojo son las sustancias materiales sobre las cuales cae.  La mayoría de los objetos reciben su color como resultado de absorber ciertas longitudes de onda de luz y de reflejar otras. Sus moléculas de pigmento absorben ciertas longitudes de onda... o pudiéramos decir que sustraen cierta parte de la faja angosta de luz. Entonces reflejan la parte que no se absorbe, o sustrae. En consecuencia, es la combinación de las longitudes de onda reflejadas —es decir, la mezcla de todos los colores de la luz que no se absorben— lo que da color a la mayoría de los objetos que vemos.

El color no existe en ningún objeto que haya estado mirando. Es cierto que hablamos de estas cosas diciendo que son de determinado color. Pero la verdad es ésta: no vivimos en un mundo de objetos con color. El color de las cosas realmente está en la luz que brilla sobre ellas. La luz es la única fuente del color.


La luz que vemos con nuestros ojos es realmente una parte muy pequeña del espectro electromagnético,la radiación electromagnética con una longitud de onda entre 380 nm y 760 nm (790-400 terahercios) es detectada por el ojo humano y se percibe como luz visible. Si observamos la gráfica podemos notar que el espectro visible de la luz se encuentre en la Sección Áurea de la escala.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Llame a cel: 3102522179 o escriba a eleu62@gmail.com